Páginas vistas en total

domingo, 27 de agosto de 2017


CONGRESO DE LA REPÚBLICA
     INTERPELACIÓN A LA MINISTRA DE EDUCACIÓN
 SEÑORA MARILÚ DORIS MARTENS CORTÉS
                 

- Señora ministra: ¿Qué significa ser maestro o maestra en el Perú?
- La educación es responsabilidad histórica de maestros, maestras, padres de familia, la sociedad y el Estado. El Ministerio de educación rige sus acciones de acuerdo a la Constitución Política y Ley General de Educación, que establece los lineamientos generales de la educación y del Sistema Educativo Peruano, las atribuciones y obligaciones del Estado, derechos y responsabilidades de las personas y la sociedad en su función educadora. Rige todas las actividades educativas realizadas dentro del territorio nacional, desarrolladas por personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras. Bueno, no creo que haya necesidad de repetir las normas legales. Ser maestro a maestra en el Perú significa pertenecer a la clase media sistemáticamente empobrecida. Es condenar a sus familias a una permanente frustración y desencanto de la que nunca saldrán. Nosotros encontramos esa realidad y es imposible revertirla, quienes deciden los sueldos de los docentes son los poderes económicos fácticos que monitorean la economía del Perú, no tenemos acceso a ellos.          
-Señora ministra: ¿Cuál es su formación académica y experiencia pedagógica? ¿Se considera usted capaz para ocupar el ministerio de educación?
- Fui invitada por el señor presidente de la República y sus asesores, recomendada por organismos internacionales que se ocupan de planificar y determinar el sistema educativo peruano. Estudié en San José de Costa Rica, educación en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón. Soy bachiller. En la Universidad de Harvard hice estudios de Preparación de tutores. No podía desairar al señor presidente. No tengo ninguna experiencia pedagógica, pero siempre se aprende. Jamás imaginé que sería ministra de educación.  
- Señora ministra: El problema de la educación es un tema ideológico y económico. La actual Constitución Política no responde a la nueva realidad. ¿Cree que es necesario refundar el sistema educativo?
- Ese tema corresponde al Congreso, refundar es un término que significa volver a los orígenes para reedificar el sistema. La actual Constitución puede ser perfeccionada para que la educación sea de calidad, de acuerdo a la nueva realidad. Si se trata de refundar la educación habría que redactar una nueva Carta magna, ese hecho no le corresponde al actual gobierno.     
 Toda sociedad está en permanente cambio, la educación por ende debe adaptarse a las nuevas conquistas tecnológicas. Nosotros no tenemos facultades para modificar nada porque el Perú funciona de conformidad con la Ley Constitucional del 31 de agosto de 1993, el CCD sometió al voto popular la aprobación de la nueva carta política. Aprobada así la Constitución, se procedió a su promulgación el 29 de diciembre de 1993, entrando en vigencia el 1 de enero de 1994. Solo una asamblea Constituyente puede cambiar la actual Constitución.  
 -Señora ministra: ¿Cuál es su concepto de la realidad educativa peruana?
- La realidad peruana es muy compleja, diversa y hace falta tener datos fehacientes. Eso mismo ocurre con el sistema educativo. Hay una evidente deficiencia de construcciones educativas especialmente en la selva y sierra. No hay bibliotecas escolares. El ministerio no publica textos para docentes ni alumnos. No hay una adecuada coordinación entre el Ministerio de Cultura y menos con el Ministerio de Economía para realizar una acción conjunta. El sistema de educación está definido en la Constitución, el ministerio cumple con la tarea de cumplir y hacer cumplir sus preceptos.                 
 -Señora ministra: ¿Cuál es la razón por la que el Ministerio de Educación tiene el más bajo presupuesto de los ministerios de América?
- Ese hecho viene sucediendo desde hace décadas. Nosotros encontramos esa realidad. Sin embargo, el ejecutivo presenta el presupuesto nacional y el Congreso lo aprueba. Es una responsabilidad histórica compartida. Mi opinión es que debe asignarse al ministerio de educación el ocho por ciento del presupuesto nacional. Así los maestros bien pagados trabajarían mejor y el Perú saldría del remolino en el que está atrapado.   
 -Señora ministra: ¿Si conocía la posible huelga magisterial, qué acto de prevención hubo?
- Desde el primer momento propusimos una escala de haberes de acuerdo a las posibilidades económicas. Pero los maestros se presentaron divididos, no se podía dialogar con docentes violentistas, de acuerdo a los informes que recibimos hay infiltración de quienes pertenecen a organizaciones terroristas. Sin embargo, no podíamos prever lo que ha ocurrido. La huelga magisterial ha sido masiva, las fracciones se han unido a pesar de ellos mismos.     
-Señora ministra: ¿Es consciente del fracaso de su gestión y por tanto debería renunciar?
- Soy consciente que ningún ministro de educación que venga solucionará un problema que nace con la fundación de la República. Se trata de un tema históricamente soslayado, inadecuadamente tratado. Quiero decir que no es un hecho personal, es un tema político que el Congreso debería solucionar, aprobar leyes apropiadas. Aquí todos somos culpables, quienes me antecedieron y legisladores que actúan como inquisidores.           
-Señora ministra: ¿Por qué no recibió a dirigentes de las bases regionales? ¿Esa decisión la tomó el ministerio del Interior sobre los profesores adheridos al Movadef?
- Está probado que Movadef tiene presencia en la organización de los docentes. El ministro del Interior cumplió con su trabajo. Frente a la división de ellos se decidió dialogar con quienes realmente representan a los maestros peruanos.    
-Señora ministra: ¿Cuál es su propuesta concreta para el pago de la deuda social con los maestros? ¿Si el reclamo es justo y legal por qué se obstina en no atender el justo pedido de los maestros en huelga de no judicialización de la deuda social?
- El Estado no está en condiciones de atender las demandas de todos los trabajadores. Si eso sucediera, todos los gremios reclamarían los mismos derechos. Si se atiende al magisterio, al día siguiente todos los trabajadores reclamarían los mismos derechos.  
-Señora ministra: ¿Por qué el programa de becas se orienta a subvencionar a universidades privadas y discrimina el pago de becas a universidades estatales?
- Vamos a tomar una distinta orientación sobre ese tema.
-Señora ministra: ¿Qué avances hay sobre la investigación de corrupción en la compra de computadoras y qué medidas se ha adoptado respecto al caso?
- Está en proceso de investigación. No se puede adelantar un juicio, todo tiene su trámite y un proceso justo. Si hubo corrupción, quienes resulten culpables tendrán que asumir sus responsabilidades.
-Señora ministra: ¿Por qué los docentes que vienen de la Ley del Profesorado que ocupan encargatura de dirección no reciben la misma bonificación como los docentes de la Carrera Pública Magisterial?
- Se trata de un hecho que corresponde al presupuesto del sector. Por tanto, no se podía modificar nada, porque si no había que reestructurar todo.   
-Señora ministra: Al 12 de agosto del 2017 habiendo transcurrido 8 meses del año, la ejecución de proyectos en el sector educación que tiene que ver con la infraestructura y equipamiento educativo solo ha alcanzado un avance del 36.4%, conforme a cifras dadas por el MEF. En ese mismo sentido, más preocupante aún es que dentro del propio rubro de proyectos, el "programa educación básica para todos", solo se ha ejecutado el 15.7%, el programa nacional de dotación de materiales educativos un 25% y el programa nacional de infraestructura educativa solo un 36.5% ¿Cuál es la razón para el bajo nivel en materia de proyectos?
- Esos datos no corresponden a los que el ministerio de educación maneja.
-Señora ministra: Si el Ministerio de Educación señala que viene aplicando una propuesta meritocrática donde se reconocen capacidades de docentes. ¿Por qué no se cumple con el artículo 61 de la Ley de la Carrera Pública Magisterial que otorga incentivo económico para los profesores que obtienen grado académico de maestría o doctorado?
- No hay presupuesto para ese concepto. Si todos los maestros se pusieran a estudiar seguramente que no podríamos cumplir con aumentar los sueldos.
-Señora ministra: ¿Alguna vez ha dictado una clase en una escuela, colegio o universidad?  
- No, nunca. La educación tiene una diversidad de acciones inherentes, no todos tienen que ser profesores de aula, es necesaria la concurrencia de otros profesionales técnicos. 
 -Señora ministra: Usted gana 30,000 soles mensuales, aparte de bonificaciones. ¿Cree que un maestro pueda vivir dignamente, realizar estudios de especialidad en el Perú y universidades del extranjero?
- Los maestros peruanos sobreviven con sueldos miserables, creo que deberían tener una remuneración de cuatro mil soles. Solo así el Perú podría alcanzar propuestas históricas. Pero el Congreso es corresponsable de la crisis de la educación. ¿Por qué no proponen un distinto sistema educativo y mejores salarios para el magisterio nacional?         
-Señora ministra: ¿Por qué no se aumenta las remuneraciones de miles de maestros cesantes y jubilados? ¿No sabe que ganan un promedio de 1,000 soles mensuales?
- Nunca el gremio magisterial reclamó una mejor remuneración para docentes cesantes y jubilados. Nos parece que entonces, el Congreso de la República debería tener en cuenta a docentes que cada día ganan menos. No me explico cómo pueden los jubilados sobrevivir efectivamente con sueldos paupérrimos.
-Señora ministra: ¿No cree que por dignidad debería renunciar y pedir perdón al magisterio por haberlo maltratado?
- En ningún momento se ha maltratado a nadie. No se pudo dialogar con fracciones violentistas. Si hubo represión fue porque las movilizaciones se desbordaron. No hay docentes presos ni muertos como en otras épocas.
- ¿Cree usted que con dos mil soles mensuales, una familia con dos hijos estudiando en la universidad, podría vivir dignamente?
- El problema de los sueldos de maestros y maestras en el Perú, ya lo dije, nace con la fundación de la República. Sin embargo, el proyecto es que durante este gobierno alcanzarán una remuneración de tres mil soles. A la pregunta insistente si renunciaré o no, debo responder enfáticamente: No renunciaré mientras el señor presidente Pedro Pablo Kuczynski no me retire su confianza. (¿Están locos? Se trata de 30,000 cocos).     

(José Luis Ayala – 2017)











jueves, 10 de agosto de 2017

                                    HUELGA DE MAESTROS PERUANOS


                                                                                    
   Expreso mi pública adhesión, fe y apoyo a la huelga de maestros peruanos. Se trata de un derecho irrenunciable para reclamar no solo un mejor sueldo para docentes, que cada día se empobrecen mucho más. Si no que además exigen corregir defectos y errores, de un sistema educativo que no corresponde a los nuevos retos históricos del siglo XXI. Los maestros hacen bien en rechazar amenazas de descuentos y despidos, esas palabras  los fortalecen mucho más. La violencia del Estado atrapado por el neoliberalismo y neofascismo, no es una solución, al contrario fortalece el espíritu colectivo de lucha.
    Un Estado que no educa con calidad pedagógica, identidad y visión de futuro a la niñez y juventud, está destinado a convertirse en una neocolonia. De allí la necesidad que después de la huelga, el magisterio decida designar a un grupo de maestros para proponer en nombre de magisterio nacional, un nuevo sistema educativo. No lo harán los ministros de educación, que por lo general son delegados de grupos de poder económico y no les interesa el Perú. Es una tarea de docentes en actividad y cesantes, son quienes mejor conocen la dolorosa realidad educativa y social del Perú.
    Una de las debilidades de esta clase de huelgas justas es que los maestros no presentan una alternativa educativa. Es decir, que al mismo tiempo de reclamar mejores condiciones de trabajo, hagan conocer qué clase de educación se debe implementar para formar generaciones para una distinta sociedad humana. La respuesta al presidente de la República, ministros y congresistas debería ser: Tenemos derecho a mejores salarios no solo por el costo de vida, sino porque proponemos educar en base a un sistema educativo solidario, humanista, productivo y descolonizante, de acuerdo a la realidad de cada región del Perú. ¡Aquí está el texto de un proyecto educativo para cincuenta años!
     Sin embargo, ese trabajo no es una tarea fácil y no hay que esperar el apoyo del Ministerio de Educación, tiene que ser una labor de maestros capaces al margen de las discrepancias ideológicas. Los ministros de educación, economía y cultura, no conocen los problemas sociales. Son tecnócratas que al servicio de la acumulación del capital. No conocen el Perú esencial. Carecen de una visión histórica para preparar a las generaciones del relevo. No los designa el presidente de la República, sino los lobies, los Ángeles de Charlie, ellos dirigen las gestiones en pasillos del Congreso y ministerios.
   Más allá de estas consideraciones inherentes, la huelga de los maestros es ejemplar y no deben permitir que sea quebrada. Ya ha sucedido antes, una camarilla se entiende con el ministro y firma una promesa que nunca se cumple. Así, el magisterio está plagado de traidores, de gente que consigue una asignación con tal de medrar debido al sacrificio de las grandes mayorías. Esa es una historia vergonzosa y tiene una larga lista de nombres.
    Los maestros en huelga han llegado a Lima y los hemos escuchado. Tienen razón cuando señalan que sus sueldos son una miseria frente al costo de vida. Lo más grave es que sus hijos no tienen acceso a una educación universitaria de calidad, por tanto sus descendientes están condenados a la pobreza y marginalidad. Por eso, además rechazan un irrisorio aumento que no alcanza para cubrir dignamente los gastos mensuales de manutención y educación de sus hogares.
    Entonces, ¿cuánto debería ganar un maestro primario o secundario en el Perú? Por lo menos cinco mil soles mensuales. Ese monto le alcanzaría para tener una biblioteca, aprender idiomas, asistir a certámenes y educar a sus hijos. El Estado debería dotarle de vivienda a precio razonable con préstamos a largo plazo. Un maestro o maestra peruana debería ser entonces una persona culta, inteligente, solidaria. Todo maestro y maestra peruana, como última función debería aspirar a ser ministro, ministra de educación.
    Mientras los ministros y ministras sean designados por el Banco Mundial de Desarrollo y la CONFIEP, nada se podrá esperar respecto a un cambio sustantivo en el sistema educativo ajeno al Perú. De allí la necesidad de desechar el pensamiento educativo neocolonial humillante de la educación peruana. Sin embargo, no se puede negar la evidente fractura de la unidad magisterial que antes tenía. La forma de unificar ahora al magisterio es en base a una forma de encarar la nueva problemática cultural.
    ¿Por qué en la lucha de sueldos no se incluye a maestros y maestras jubiladas? Es una perversa acción de marginación y desprecio a quienes entregaron una vida a la enseñanza y formación de varias generaciones. La juventud dura poco, es un ensueño y la vejez es la edad más larga. ¿Cómo sobreviven los jubilados con un sueldo miserable? En gran parte debido al aporte de sus hijos. Ninguna huelga consiguió nada para ellos y eso es injusto. Desde el gobierno de Toledo los docentes jubilados ganan un promedio de novecientos soles mensuales.
     ¿Quién dirige la huelga de los maestros? Es un tema de fondo que traerá consecuencias graves. Sin duda Patria Roja, que se beneficia con las planillas de la Derrama Magisterial no apoya la huelga por razones salariales y económicas. Entonces, la versión oficial es que MOVADEF en gran parte moviliza a los maestros. Esa aseveración es mal intencionada, falsa. Así lo han demostrado los maestros que llegaron a Lima y realizaron una gran manifestación en la Plaza San Martín. Las exposiciones de los oradores fueron de reivindicación del magisterio, sean bien pagados, tener una vida digna que corresponde a todo educar peruano.
      Reitero mi apoyo a la huelga de maestros peruanos. Me sumo a las voces que vienen desde que nunca llegó un Ministro de Educación. la huelga es una acción valiente y necesaria, los descuentos y despidos no podrán atemorizar a maestros que se han cansado de ser pobres. Toda huelga significa sacrificio y es una acción heroica. Es también una lección cívica en calles y plazas, nada podrá derrotarlos. Un maestro que lucha por su dignidad es un ejemplo para los jóvenes de hoy y futuras generaciones. Un abrazo sideral a todas las maestras y maestros en huelga. Ahora y siempre.